R8 Barranquillo Andrés - Soria

R8 Barranquillo Andrés - Soria

Longitud: 10  km.

Duración: 4 h aprox.

Esfuerzo: moderado-alto.

R8 Barranquillo Andrés - Soria

Condiciones: Prestar especial atención a la entrada del camino y en la zona de Majada Alta, por escasa señalización, ya que el camino tiene tramos que no se encuentran en estado óptimo de conservación. Cuidado con los trechos de tierra suelta para evitar resbalones.

          

Descripción:

Tramo A: Barranquillo Andrés- Majada Alta: 

  Partimos de la carretera que sube al lado de la iglesia y que comunica con una pista de cemento (¡ojo! con las entradas a fincas y casas). Subimos por esta última hacia un palmeral y continuamos  por una pista de tierra que bordea la cara W del Montañón, en acusada pendiente hasta un cruce. Tomamos la pista abandonada que sigue a la derecha hasta que ésta finaliza, en una zona cubierta por vegetación (tendremos que "descubrir" el mojón indicativo). Aquí comienza el sendero barranco arriba por la margen derecha, cruzando un canal a partir del cuál el sendero se pierde un poco (atención a la señalización) hasta pasar a la margen izquierda del barranco y conectar con un cruce. Nos dirigimos por el camino de la izquierda, salvando otro canal que dejamos atrás, para subir hasta la Degollada de Majada Alta. Vemos el mojón indicativo: a la izquierda (SW) nos orienta hacia la Presa del Salto del Perro y hacia la derecha (NE) a la Presa de Las Niñas).

Tramo B: Degollada de Majada Alta- Presa de Las Niñas:

Fácil de transitar si la señalización está en condiciones. Un poco más adelante se aprecian las cuevas de Majada Alta. Posteriormente descendemos hasta ver unas casas y comunicamos con una pista que procede de la Cruz de San Antonio. Los mojones nos orientan para continuar zigzagueando y en ligero ascenso hasta llegar al Alto de los Ceniceros. Desde aquí , atravesamos un canal y cruzamos un barranquillo para bordear la presa por debajo de la carretera y continuar por una pista de tierra que nos lleva hasta el aparcamiento del área recreativa.

Tramo C: Presa de Las Niñas-Soria:

Desde este punto (área recreativa), cruzamos la cola de la presa en dirección SE y enlazamos con la carretera que va al muro de la misma. Llaneamos unos metros (SW) hasta encontrar el inicio del camino en una zona rocosa desde la que se divisan los núcleos de Barranquillo Andrés y Soria. Descendemos en zigzag en pendiente cada vez más acusada hasta llegar a los Caideros de Soria (precaución con el piso mojado). Continuamos (atendiendo a los mojones) un buen rato hasta conectar con una pista descendente, y enlazamos cerca de unas casas, con la carretera que nos lleva a Soria (hacia el W en el cruce con el asfalto).

Interpretación:

Esta ruta describe prácticamente un circuito, pasando por dos de las presas (Soria y las Niñas o Cueva de las Niñas), incluidas en otro camino muy conocido: la "ruta de las presas". Iniciamos el itinerario en Barranquillo Andrés, uno de los núcleos poblacionales del tramo medio del Bco. de Arguineguín, a 620 m de altitud. El camino se utilizaba como enlace entre el Bco. de Arguineguín y el de Mogán, pasando por la presa del Salto del Perro y por Albarianes. Servía también para llegar a los Llanos de Majada Alta, lugar de pastoreo y a la Presa de las Niñas.

El primer tramo hasta la Presa del Salto del Perro, por la Cañada de la Mimbre presenta una pendiente muy acusada y tierra suelta. Pasa entre fincas y palmerales y abundante vegetación (ecosistema de barranco, ver ruta nº 7), en la que destacan los taginastes. Merece la pena mirar hacia atrás mientras ascendemos, para observar la panorámica que nos ofrece el Bco. de Arguineguín, con sus grandes paredones (laderas).

Cuando llegamos a las inmediaciones de la presa del Salto del Perro el espacio se abre, igual que la vegetación. Comenzamos entonces a caminar hacia el Cortijo de Majada Alta. Se trata de un área relativamente llana, cuyo origen se encuentra en un relleno de material tipo brecha lítica*, producido durante el Ciclo Roque Nublo (Plioceno, Era Terciaria).

El uso predominante de esta zona ha sido y es el pastoreo. Prueba de ello es la escasez de vegetación causada por el ramoneo* del ganado. Otro rasgo importante lo constituyen las Cuevas de Majada Alta, yacimiento arqueológico de gran importancia y por ello, el primero que fue objeto de cerramiento en la Isla, gracias a la cual se ha logrado su conservación. Según la Guía del Patrimonio Arqueológico de Gran Canaria, es una estación rupestre,  ya que en el interior de una cueva se han encontrado pictogramas antropomorfos pintados con almagre. Además había restos de cerámica aborigen y construcciones de piedra seca en las inmediaciones, que constituyen túmulos de enterramiento.

Llegamos al área de la Presa de las Niñas. Este embalse se construyó sobre un barranco colgado (los Caideros de Soria) cerrando el salto con el muro. Cuando la presa se llena y rebosa, el agua cae por aquí directamente a la presa de Soria. Estas dos presas y la de Chira se han construido en esta zona de Gran Canaria, por las condiciones geomorfológicas del terreno: tres grandes cuencas de recepción en sustrato rocoso impermeable, que no permite la infiltración del agua hacia el subsuelo. Fueron construidas por la necesidad de obtener nuevos recursos hídricos, debida a la sobreexplotación del acuífero* para suministrar gran cantidad de agua para el cultivo de plátanos, al que se sumó el abastecimiento del turismo. Los alrededores de la presa constituyen un área recreativa, encrucijada de caminos, entre los que se dirigen a Inagua-Ojeda-Pajonales y la Aldea de San Nicolás, los que van a Mogán y Arguineguín y los que van o vienen de la Cumbre.

El tercer tramo del itinerario, recorre la distancia entre esta presa y la de Soria, por la ladera de la Cañada de La Perra, volviendo al Bco. de Arguineguín. Es un tramo empedrado (camino de herradura) muy interesante desde el punto de vista botánico. El sendero discurre en suave pendiente, entre vegetación frondosa, donde se mezclan las especies vegetales endémicas y autóctonas con las introducidas, debido a la explotación agraria del lugar (bancales abandonados y eras).

La vegetación no es exclusiva de un piso bioclimático, sino que se mezclan el ecosistema de barrancos (palmeras, acebuches, granadillos, veroles, etc.); con el matorral de sustitución del pinar (escobones, codesos, retamas, vinagreras, etc.); con el Cardonal-Tabaibal (tabaibas, verodes, tajinastes, etc.) y  con pinos sueltos, almendros, pitas, tuneras,  etc

Un trecho llamativo de este sendero es el paso entre los Caideros de Soria, donde se forman charcos en épocas de lluvias. Destaca este espacio por el contraste de colores producido por la piedra gris y negra (está última debida a la oxidación provocada por el agua, en ignimbritas y brechas líticas del Primer y Segundo Ciclo volcánicos, respectivamente), junto a las especies rupícolas que colonizan los riscos (cerrajas) y juncos.

En este núcleo termina la ruta. Soria es un asentamiento rural activo, aunque la práctica agrícola haya descendido (son famosas sus naranjas y el pan de leña) y un atractivo turístico, debido en parte a su situación en la zona alta del Bco. de Arguineguín y también a la existencia de la presa. El embalse de Soria, el de mayor capacidad de Gran Canaria (40.288.625 millones de m3), se terminó de construir a principios de los años setenta del pasado siglo. Cierra el cañón del barranco de Arguineguín con un muro convexo (en vez de recto, para aumentar su resistencia) hecho de hormigón. Desde este núcleo se puede continuar caminando por la carretera hacia Barranquillo Andrés, que se encuentra a poca distancia y así completar el circuito.

Como llegar